Posts Tagged ‘thundercats’

Thundercats (2011)

// agosto 17th, 2011 // View Comments // TV

Gracias al esfuerzo mancomunado de las autoridades Nacionales, Provinciales, municipales, fiscales de mesa de la Escuela Nro 32 de Lanús Oeste, empleados de comercio y personalidades del ambiente artístico, hoy puedo decir sin temor a equivocarme que LA INTERNÉT HA VUELTO A MI VIDA!

Fueron días horribles, durante los cuales la realidad me golpeó duro en la capocha y toda la soberbia que pude haber tenido en el pasado se me atragantó como espinita de pejerrey (que por mucho que lo frías, el problema no se va…el pejerrey es Putísimo con el asunto de las espinas y ya es hora de que alguien en este país ponga los huevos en remojo y lo diga.) La soberbia de creerme capaz de sobrellevar una vida sin la red de redes…oh pobre de mí. Tambaleando en la oscuridad, manoteando las paredes en la inutil búsqueda de “algún buen blog para leer” o “algún jueguito nuevo que probar”…Joder tío, que dura está la vida sin Internet. Por suerte ya todo terminó, los pajaritos cantan y la vieja se murió.

Debo agradecer a mi flamante Kindle la posibilidad de haber mantenido mi cordura mental dentro de los límites “normales”. Me leí casi todos los fascículos que José Pablo Feinmann escribió sobre El Peronismo (tema interesante si los hay…interesantísimo y que desde luego no pienso tocar en este blog ya que la política no viene al caso en este espacio de frikismo. Lo único que voy a decir es que recomiendo ampliamente su lectura a todo aquel interesado en la historia -reciente y no tanto- de nuestro país) y a la par me estoy castigando duro y parejo con una novela de género “steampunk” llamada “La máquina diferencial”. Por ahora tiene buena pinta pero es muy temprano para dar un veredicto que sin lugar a dudas llegará a estas páginas en su debido momento. En definitiva: A falta de internet, buenos son los libro´.

Cerrado ya el capítulo referente a la -solapada pero sincera- justificación de mi ausencia blogueril, paso a referirme al grano. Voy al grano y me debo al grano.

Hay una nueva serie de los Thundercats, sabían? Creo que ya a esta altura todos los machachos y machachas que pululan estas temblorosas páginas de gelatina cibernética conocen la existencia de este nuevo “cartoon-animé” que viene a inyectarle nueva vida a la franquicia de los gatos belicosos. Pero por si acaso se golpearon el marote con el techo de un Gacel modelo 90 (un auto que fue confeccionado con el único objetivo de hinchar las pelotas), tomaron de la “jarra loca” en Cosquin mientras cantaba Horacio Guarany, se fumaron un faber castel o se lavaron la cara con líquido para frenos (del mismo Gacel, seguramente) y debido a ello no estaban enterados del asunto, acá va mi recomendación:

Joven argentino, si tienes entre 18 y 40 años de seguro te habrás mirado algún que otro capítulo de una serie ochentosa que tenía como protagonistas a unos gatos antropomórficos, una espada queeslomasgrosoquehay y una momia inmortal que pelaba músculo cuando se calentaba. De seguro también te deleitaste con los muñecos de la serie y la espada de plástico que se iluminaba y hacía ruido… Sin dudas siempre tuviste claro que los Thundercats son una masa y que le rompen el culo en cuarenta pedazos a los Silverhawks (que también tenían lo suyo pero, entre nosotros, eran bastante botonazos). Si además de todo esto tu fascinación por Leon-O y compañía va mas allá del simple -y en cierto modo angustiante- amor por “lo retro”, entonces DEBES MIRAR ESTA NUEVA SERIE.

Dale una oportunidad a los Thundercats del siglo XXI. “Dale tu mano al indio” dijo Victor Heredia, y dejando a un costado su guitarrita y su pañuelito radical, salió a la calle a matar Mumm-Ras. Esta nueva actualización (o “reboot”) mantiene todos los condimentos que hicieron de la anterior saga un éxito (bueno, si exceptuamos el ya refutado “sabor retro”, que no tiene tanto que ver con la intención original sino mas bien con el paso inexorable del tiempo) y le agrega, a su vez, toques estéticos que no solo gustarán a los mas pequeñitos de la familia sino a la humanidad toda que juega videogames, mira historietas y dice “Thundercats Ho!” mientras se lava bien lavado. El tundercatismo se lleva en el alma, carajo, y esta serie del 2011, “aggiornada” a los nuevos tiempos, le hace honor y mucho.

Claro que siempre puede aflorar nuestro aspecto -sombrío, clandestino, casi vergonzante- de viejo pelotudo y digamos algo así como “nah…en mis tiempos era todo mucho mejor, jugábamos a la billarda y tomábamos vascolet”, pero no jodamos: No es así. Es mentira. No era tan bueno todo en el pasado…La gente se moría de rubiola y los pibes solo teníamos un par de canales televisivos de mierda y mucha mucha mucha mala onda de nuestras mamás. Los pibes de ahora Viven en La Gloria, y me ratifico el concepto (me lo ratifico bien ratificado) con esta nueva serie. Tiene un toque “animesco”, es cierto, pero no molestará a los enemigos del japón. Tiene una onda “videojuego” en los combates…pero eso no molestará A NADIE. A quién no le gustan los videojuegos? Hasta a mi vieja le gustan los videojuegos, y si a mi vieja le gustan es porque la verdad está Ahí Mismo, en el videojuego.

Mi vieja jugaba a la Commodore 64 en los 80s, sabían? Ahora no creo que lo siga haciendo, pero sin dudas miraría los Thundercats mientras se come un chocolatín.

En definitiva: La cosa pinta bien, la historia está mucho mas desarrollada que en la serie original y hasta pareciese que están intentando darle un toque mas “político” al asunto (con todo ese tema de las diferentes razas que forman el universo, la discriminación, la lucha territorial, el “pueblo”, etc… En serio, no estoy jodiendo. Casi todo lo que digo es en joda pero esto no.) que es de agradecer. La animación es superior (como era de esperarse, de todos modos) a la original y Cheetara está mas buena que langostino con salsa golf. Que mas se puede pedir?

Volvieron los Thundercats, señores.

Seguí a Epimundo en Twitter (followeá y serás retribuido)

Share