Posts Tagged ‘plataformas’

20 años de “Sonic, the hedgehog” (Paper)

// agosto 10th, 2012 // View Comments // Modelismo


Que desactualizado está todo esto! Con el asunto de los Juegos Olímpicos y las miles de boludeces que estoy recopilando para hacer posteos super-archi-especiales y que se queden -ustedes lectores- con la baba colgando del labio inferior y con una zanahoria en cada mano  (no me digan que no estoy siendo fino!) lo que termina ocurriendo es que todas las noticias que tengo en mis manos son Noticias de Ayer… Pero bueno, ya sabrán disculparme y luego todos contentos podremos volver a 9gag y reirnos de la overly attached girlfriend y todas esas cosas lindas…

Saben ustedes que Sonic The Hedgehog cumplió 20 años hace muy poquito, verdad? Claro que lo saben, porque son gente muy estudiosa y -esto es lo mas importante- con mucho años a cuestas. Somos viejos, y ya es hora de que comencemos a asumirlo. Epimundo es visitado por masculinos adultos que se criaron en los tempranos 90s e idolatran a Sonic, al Sega Mega Drive y a las latas de gaseosa y cerveza (“quedan tan lindas en la repisa cerca de los trofeos!”). También visitan esta página mujeres que se compraron el hornito eléctrico Top House… Y el resto de los posts no los tocan ni con el palo de amasar.

Y nadie mas. Estamos solos en esta, mis queridos viejos pateadores de Caprichito y devoradores de Yapa.

Bueno, el caso es que Desktop Gremlins (DA SHIT, en serio… si les gustan los papercrafts simples y a la vez elegantes, rebozantes de cultura pop, entonces no pueden dejar de imprimir todo lo que sale de esa página) se reivindica a este ícono de los videojuegos en general y de la 1er mitad de los noventas en particular. En serio, nada mas emblemático de esa era que el puercoespín azul. Neoliberalismo? Ni a gancho. Los tazos? Que sigan participando. El Street Fighter? Bueno, no puedo enfadarme contigo, Sagat… pero Sonic es mas grande que un Tiger Uppercut y tiene las bolas MUY BIEN PUESTAS.

Pero Desktop Gremlins también tiene sorpresas para los mas nenetos (si… “NENETOS”) de la casa, o en su defecto para los adultos que se compraron un iPad y no paran de joder. La mini-maqueta de “Cut the Rope“, el juego que hizo furor este verano en los dispositivos móviles de Apple.  Así que no hay excusas: A imprimir, recortar, armar y llenar toda la casa con alegría y buen gusto. A vos te hablo, pichón: Ese adornito con forma de elefante que tu mujer se empecinó en colocar… Volalo y ponete un Sonic o un Batman o algo…

Hacete hombre.

Seguí a Epimundo en Twitter (followeá y serás retribuido)

Share

Montezuma´s Revenge – Commodore 64

// febrero 2nd, 2012 // View Comments // Commodore, Retro, Videogames

Hace mas o menos una semana atrás, estaba yo visitando mi plantel de Hattrick (que, dicho sea de paso, viene muy bien encaminado y está a punto de ascender a 6ta división) cuando me encuentro con el mensaje de correo de un asiduo lector de Epimundo (y Hattrickero, obvio) en el cual además de proferir muy amables palabras, me recordó lo groso que es el Montezuma´s Revenge y me incitó a hacer una review del mismo…

Me dejó pensando en la vorágine de la vida moderna y en como uno se va olvidando de las cosas que le gustan, postergándolas ad infinitum… y es que realmente hay muchas cosas por hacer ahí afuera: Miles de videojuegos modernos AAA o Indies, juegos de mesa para imprimir y armar, historietas nuevas del reboot de DC, papertoys, libros, juegos de rol, juegos de naipes… Todos los que de una u otra manera somos un poco frikis contamos con un largo listado de temas a tocar en la brevedad, y sinceramente no se nos suele ocurrir muy seguido patear el tablero y retroceder 28 años para hacer la reseña de un juego de Commodore 64 y seguir agrandando la pila de “postergados”… Pero que carajo, para eso estamos los retrogamers: Para ponerle huevo y ayudarnos entre nosotros.

Así que estimado usuario de Hattrick “dmassive”: Acá va el homenaje a Montezuma´s Revenge. De los otros temas me encargaré pronto, pero no será hoy.

Corría el año 1988. La Guerra Fría estaba llegando a su fin, Rick Astley nos volaba la capocha a todos con su movimiento de cadera y la domesticación del doberman estaba alcanzando su cenit. En medio de todo este despelote un niño juega con su Commodore 64 en una de esas tardes calurosas de diciembre (o quizás marzo). Ese niño era yo, y el juego que se dibujaba en la pantalla del viejo televisor Sanyo era el Montezuma´s Revenge. Una sonrisa ochentosa se dibujaba en mi rostro, mientras decía para mis adentros “wow… que copante”.

Y si, que GROSO que es este juego. Cierto es que destila grasitud por sus cuatro costados gracias a ese cocoliche de sabores a los cuales nos tenían acostumbrados los juegos de esa época… Pero que le vamos a hacer: Amo la grasa. Ambientado en una vieja pirámide azteca (o algo así, ya que el título del juego no dice Moctezuma sino “Montezuma”… Calculo que por problemas de Copyright ya que Televisa debe tener los derechos del emperador Mexica… o algo así) personificamos a una especie de Indiana Jones del subdesarrollo apodado (o llamado?) “Panama Joe” cuya misión es robar oro, esquivar monstruos, evadir trampas y explorar todo el enorme “dungeon” azteca que se le abre ante sus ojos.

Pura magia.

Pero nada de esto explica por si solo la grositud del Montezuma´s Revenge ni lo diferencia de lo que podría ser algo así como un clon de Pitfall. No se confundan, amiguitos, ya que estamos ante uno de los mejores juegos de plataformas para la C-64 (y si me apuran, de toda la década del 80). Y no solo de plataformas, sino también de exploración. La detección de colisiones es Exquisita (no podemos culpar al juego por nuestros propios errores, para bien o para mal) los “puzzles” son simples y divertidos, y la dificultad es Perfecta. Logicamente que para las mentalidades actuales se trata de un juego difícil, pero hoy en día todos los juegos están hechos para ser ganados así que no hay punto de comparación con ningún otro juego de la era dorada de las Home Computer. Creanme que la dificultad es genial, y reventar la tumba de Moctezuma nunca fue tan divertido.

Calaveras, arañas y serpientes serán nuestros principales enemigos, los cuales podremos esquivar sin mas (saltándolos, generalmente) o intentar matarlos, aunque para ello debemos llevar en nuestro inventario una espada previamente recolectada por ahí, que desaparecerá luego de ser usada (espadas descartables, yeah!). Entre los obstáculos podemos nombrar el fuego, paredes de rayo laser (si… les dije que este juego tenía mucha materia grasa) que se encienden y apagan cual si fuesen manejadas por el pelotudo de TN, cintas transportadoras (que generalmente nos dirigen hacia la muerte misma) y puertas que solo se abren con las llaves del mismo color. En cierto modo la dinámica del juego gira en torno a las puertas y llaves, pero tranquilos que no lo convierte en nada engorroso, todo lo contrario.

Los gráficos son simples pero efectivos (como podrán comprobar en las capturas de pantalla que con tanto amor capturé y subí a Epimundo. Todas capturas propias y en orden de aparición, eh? Menudo trabajo de investigación arqueológico), y la ambientación está muy bien representada con las herramientas de la época. Lo que mas me gustaba de este juego en mi infancia era el toque mexicano-azteca, los barriles, los sombreros, las calaveras y hasta la apariencia física del protagonista (muy peculiar y original). En el aspecto sonoro el juego no nos dice gran cosa y sinceramente no se destaca por ese lado, aunque la musiquita de “La Cucaracha” cada vez que sumamos una vida extra es el toque de alegror que necesitábamos por aquellos tiempos. Y poco mas…

En definitiva: Uno de los mejores juegos de plataformas de la época, y uno de los videojuegos mas infravalorados de todos los tiempos. Se le ha dado manija a cada bodrio… solo por tener un nombre detrás o compartir título con alguna película de moda… Desde Epimundo.com queremos romper una lanza por este genial Montezuma´s Revenge que no aspiró jamás a llegar mas alto que lo que le correspondía, y todo lo que intentó hacer lo hizo BIEN.

Amigos retro, los invito a que le pongan salsa Tabasco al plato de comida que tengan a mano, y que le den una nueva oportunidad a este juegazo. A esquivar calaveras y profanar tumbas, antes que Montezuma se enoje…

Seguí a Epimundo en Twitter (followeá y serás retribuido)

Share

Super Meat Boy & Dr. Fetus (Papertoys)

// febrero 27th, 2011 // View Comments // Modelismo

El malvado Dr. Fetus ha encerrado a Super Meat Boy (el héroe de los niños de 28 años!) en una prisión de madera pinchuda, mientras aprovecha su temporal impunidad para llevarse a Bandage Girl y hacer sufrir (y sangrar) un poquito mas que de costumbre al cárnico muchacho…

Esta escena es real como la vida misma, sabían? Y ustedes también pueden recrearla en su casa si descargan ambas plantillas (aquí y acá) del sitio CubeeCraft, especialista en papertoys que no requieren pegamento a la hora del ensamblado -tan solo encastres-. Lo recomiendo ampliamente ya que su confección es sencilla y apta para todo público.

Muñequitos de papel y videojuegos, que mas le puedo pedir a la vida? Nada, a la vida no hay que pedirle nada mas que tiempo para hacer boludeces, amar, escuchar buena música y plegar -como hace el hombre desde tiempo inmemorial- figurines del día de hoy.

Seguí a Epimundo en Twitter (followeá y serás retribuido)

Share

“VVVVVV” – Lo retro, pero moderno

// enero 8th, 2011 // View Comments // Retro, Videogames

VVVVVV 2011-01-07 21-22-32-75

VVVVVV Es una cosa de locos… Se trata nada mas y nada menos que de un juego que tiene menos de un año de existencia, pero que conserva todo el flavor de los ordenadores de 8 bits (en especial de la Commodore 64, of course). Pero hete aquí lo interesante: Mientras conserva el look ochentoso-retro en los gráficos y el sonido (lindas melodías sintetizadas, lindas…) nos presenta una dinámica de juego que poco tiene que ver con el pasado. La historia se repite, mas no siempre se repite “del mismo modo”.

Y la historia no es un círculo sino mas bien un espiral. O al menos algo así decía Hegel, o Marx…

VVVVVV 2011-01-07 21-18-34-23

Ya desde el comienzo nos sacuden con un loading que me dieron ganas de agarrar todo y romperlo, porque cuando veo la pantalla de carga de la Commodore 64 SE PUDRIÓ TODO Y NO HAY QUIEN ME AGUANTE.

VVVVVV 2011-01-07 21-19-51-62

Y de que va este juego de difícil nombre? Bueno, algo así como que la cápsula espacial-interdimensional en la que viajábamos (porque si, porque viajábamos… somos viajeros del espacio. O mejor aun: estamos explorando diferentes dimensiones o universos)  colapsa y terminamos en la loma del ojete en un mundo o plano que no conocemos y está reloco. La tripulación que nos acompañaba (otros científicos como nosotros) se perdió y nuestro objetivo es rescatar a todos y reunirlos en el centro del mapa, donde está nuestro centro de operaciones. Para ello debemos recorrer este psicodélico mundo de 8 bits, donde las leyes de la gravedad son, para ser suaves, “un poquito diferentes” a las que conocemos.

VVVVVV 2011-01-07 21-20-15-26

Y es que aquí está la innovación de VVVVVV: Es un juego de plataformas, si. Old-school en cuanto a gráficos, animación y sonido, Si. Pero nuestro personaje NO SALTA. Lo único parecido a saltar es Cambiar la Gravedad (así con mayúsculas te la digo). Si le damos a la barra espaciadora la gravedad cambia y nos ponemos de cabeza, pudiendo caminar por los techos en sentido inverso. Si volvemos a presionar la barra espaciadora, la gravedad nos deposita nuevamente en el suelo. Así nos las arreglaremos para sortear a los diversos enemigos y trampas de este loco loco mundo. Y la verdad es que la dinámica del juego funciona muy bien y se siente muy poco frustrante a pesar de la enorme dificultad…

VVVVVV 2011-01-07 21-20-52-65

Y aquí vale una aclaración: El juego es JODIDÍSIMO. Si tuviésemos solo tres vidas (o cinco, o veinte) sería virtualmente imposible ganarlo, y terriblemente frustrante (tengo que reconocer que NO TODO lo retro me gusta… si un juego es excesivamente difícil se torna aburrido, porque nos obliga a repetir la misma fase una y otra vez, sin ver nuevos escenarios y retos). Por lo tanto el Sr. Programador dotó a VVVVVV de vidas infinitas y checkpoints masivos… y a intentar UNA Y OTRA VEZ pasar esos malditos pinches se ha dicho.

Me hace acordar al Super Meat Boy en este aspecto: dificultad virulenta + vidas infinitas y resurrección al milisegundo = DIVERSIÓN y DESAFÍO.

VVVVVV 2011-01-07 21-54-57-29

El loco mundo en el cual estamos inmersos consta de dos tipos de pantallas bien diferenciadas: Las exteriores (por las cuales paseamos y vamos encontrando nuevos recovecos y puertas) y las interiores (las que son “el juego propiamente dicho”, con sus trampas, sus enemigos, sus científicos atrapados y sus portales de teletransportación… o sea, el nucleo de la acción). Me gusta mucho el hecho de que cada habitación (pantalla… este juego no tiene scroll, o mejor dicho casi en ningún momento lo tiene. Avanzamos a través de pantallas) de las interiores tenga un título asociado, muy al estilo de los juegos de Willy para Commodore 64 y Spectrum (Manic Miner, Jet Set Willy). De hecho las similitudes son varias entre VVVVVV y estas viejas glorias del pasado.

VVVVVV 2011-01-07 22-09-15-58

Es probable que cuando nos muramos todos los “viejos” que en estos momentos rondamos los 30 años de edad, esta clase de juegos “old school” dejen de aparecer en el mercado. Es muy probable, pero a mi me importa un carajo, y desde mi humilde posición voy a seguir defendiendo y promocionando lo que me gusta, y lo que a ustedes, malditos grognards, les gusta también.

Síganme los buenos, que hay mucho universo fluorescente que recorrer, y muchos sprites que salvar.

Seguí a Epimundo en Twitter (followeá y serás retribuido)

Share

Super Mario 64 – The Plumber shaked the world.

// enero 7th, 2011 // View Comments // Coleccionismo, Retro, Videogames

Super Mario 64!

Año 1996. No se que año será en el horóscopo chino, pero en el “horóscopo gamer” es sin duda el año de las plataformas en 3d. El año en el que el plomero mas famoso del mundo volvió a patear culo a granel, pero esta vez fueron culos poligonales. Un universo de conos y cubos de texturas tan coloridas que hacen llorar.

El año de Super Mario 64. El año en el que salió al mercado la última consola de sobremesa que utilizó los mágicos cartuchos: La Nintendo 64. Fue un buen año para todos…

DSC03434

Como les conté anteriormente en mi Especial de Navidad, Papá Noel me regaló una Nintendo sixty foour! (perdón, no puedo decirlo sin gritar… perdón, lo hice de nuevo, aunque no lo escribí) y estoy feliz de la vida, esperando pacientemente el juicio final y la destrucción del planeta Tierra a manos del calentamiento global y el derretimiento de los casquetes polares. Si, no me importa nada ya que mi misión en la vida está siendo cumplida a pasos agigantados: Jugar a todo lo que hay por ahí.

Y la Nintendo 64 (perdón… me voy a gritar al baño y vuelvo) es una belleza estética y de diseño (yo no la conocí en su momento, estuve 14 años pensando en ella…) y el Mario 64, si bien ya había tenido la experiencia de jugar en un emulador hace ya varios años, está claro que no es lo mismo que hacerlo con el hardware original y el joystick original. No tiene ni punto de comparación.

Cuando salieron los primeros emuladores de N64 (voy a empezar a decirlo así, mas que nada para evitar gritos) el asunto era tosco, con pocos frames por segundo y con innumerables problemas de sonido y gráficos. Aun así, allá por el año 2001 me pasaba madrugadas enteras de verano intentando hacer funcionar correctamente el Super Mario 64 y el Wave Race 64 (mis dos juegos favoritos para esta consola, por diversas razones). Para mi era una cuestión muy importante el emular estas bellezas, mas que nada porque sentía (y no estaba muy equivocado) que si bien la PC era capaz a esas alturas de mostrar muchos mas polígonos en pantalla, la “jugabilidad” y el colorido de los juegos de Nintendo era algo de otro planeta, ajeno a mi. Con la PC me acostumbré a los gráficos realistas, y la realidad suele ser bastante mas gris de lo que recordábamos…

Super Mario 64 - Castle-468x

Entonces, cuando emulaba escenas como esta (la que da comienzo al SM64, la del castillo, el puente y el agua cristalina) la boca se me hacía un lado y se me babeaba, ya que NO PODÍA SER. Las texturas no eran la gran cosa en cuanto a definición y demás, pero joder, acá había arte. Arte y DIVERSIÓN. Como un pelotero. La diversión clásica, arcaica, de toda la vida y de todos los tiempos. Nuevas tecnologías, pero un mismo concepto, un mismo nervio que hay que tocar para hacer saltar el niño que todos tenemos dentro…

El agua… No es un juego que se destaque por la calidad del agua, es cierto. El Wave Race 64 llevó al H2O a convertirse en una estrella mas del mundo de los videojuegos, y luego Super Mario Sunshine para GameCube nos presentó un mundo acuático y playero que te revienta la cabeza. Pero aun así goza de una frescura inusitada para la época. Recuerdo el Aces of the Deep para PC y pienso que siempre hubo oleaje, mas no colorido. Que el agua del Super Mario 64 no moja, pero refresca. Que no se comporta de modo realista en cuanto a la física… pero los rayos del sol la atraviesan y juegan con ella, y nada mas importa.

Luego, como dije anteriormente, llegarían mejores aguas, pero este es el puntapié inicial. El mundo de Mario Bros nunca se había visto tan alegremente aguado… y brindo por eso.

SuperMario64

Descubrí un juego que, sinceramente, no conocía. Si, lo había jugado en el emulador, pero nah. El joystick de la consola “real” es extraño pero a la vez intuitivo, y el mando analógico es VITAL para conducir bien a Mario a través de los diversos mundos. Y por cierto, son muchísimos, y son todos enormes areneros que nos invitan a visitarlos infinitas veces. Este juego no es, a diferencia de casi todos los del mundo del champignon, lineal. Y nuestro objetivo es recorrer una y otra vez los diferentes mundos en búsqueda de las preciadas estrellas (y todas se obtienen de un modo distinto).

Si me preguntan, debo decir que prefiero el universo mas lineal, en donde la épica de Mario se presente de un modo evidente y no parezca que somos niños con palita y baldecito en un mar de arena… Pero que joder, por algo el Super Mario 64 es lo que es. Un poco de aire fresco de parte de un juego que ya tiene 14 años.

super-mario-64-screenshot-snowman

Nieve, desiertos calientes, mundos acuáticos, verde cesped… todos los mundos que conocimos en el Super Mario 3 (tal vez el mejor juego de plataformas de la historia… tal vez el mejor juego de la historia, a secas) pero en 3d. El universo Mario se retroalimente, se autoparodia y eso genera un “círculo vicioso de la felicidad”. Mis teorías no tienen sustento científico, pero se sienten rico.

Algunos problemas con la cámara, uh? Si, algunos problemas con la cámara… y poco mas para reprocharle a esta vieja-nueva aparición del italiano mas famoso después de Berlusconi. Siento que estoy volviendo a lugares donde nunca había estado antes, y es que el universo gamer es un gran todo, donde jugar a un juego es también jugar, en mayor o menor medida, a todos los demás.

Será también así la vida? Será que cuando conocemos a una mujer estamos conociendo en realidad a todas, y al universo mismo? Y que cuando respiramos el aire que nos rodea estamos dándole una probada al universo todo? No lo se, aunque creo que Nintendo tiene mucho que decir al respecto…

Seguí a Epimundo en Twitter (followeá y serás retribuido)

Share

Super Meat Boy – Terremoto en el mundo de las plataformas

// diciembre 12th, 2010 // View Comments // Videogames

super-meat-boy-01

Yo no creía que pudiese aparecer (“irrumpir”) en el mercado un nuevo juego de plataformas capaz de sacudir el polvo de esta gran ciudad y revivir -si es que alguna vez estuvo muerto- este maravilloso género. Me equivoqué, claro… por suerte.

Desde el nacimiento de Space Panic y mas concretamente de Donkey Kong, el concepto de “juego de plataformas” inundó todas las consolas y todas las computadoras personales durante los siguientes 20 años. Dejando de lado al Pac-man y a algunos arcades de automovilismo o espaciales, dar grandes saltos en un universo en 2D se convirtió practicamente en el cliché típico a la hora de pensar en videojuegos. Super Mario Bros ha tenido mucho que ver en todo esto, por eso lo amamos y lo respetamos como se merece, pero fueron miles los plataformas que jugaron con la ley de gravedad y nos recordaban cuan feo es “el mundo real” y cuan divertido puede ser recolectar items y vivir la vida como si tuviésemos un cohete en el culo.

Luego vino el Mario 64 y sus 3D, para enseñarnos que las plataformas estaban vivas y coleando en el mundo de los polígonos y las cámaras locas conducidas por cúmulus nimbus atrevidas… Y la última década los plataformeros le cedieron el paso a los FPS, los RTS y los RPG (y cualquier otra sigla pelotuda que se les puedan ocurrir). Pero incluso en el maravilloso mundo de las dos dimensiones y los personajes en eterno perfil este género siguió dando pelea, porque es un emblema de nuestra generación, es un baluarte de nuestro hobbie favorito y, todo hay que decirlo, es una masa de divertido que es. Así de enrevesado hablo, porque estoy emocionado.

super-meat-boy

Acaba de salir al mercado Super Meat Boy para PC y también creo que para Xbox y Wii… Y yo no sabía nada acerca de este proyecto ni del personaje que protagoniza el juego… Mal de mi parte, muy mal… porque SUPER MEAT BOY es una soberana patada en el orto a todos los que pensaban -si es que todavía quedaba alguno de estos muchachitos- que el género de plataformas había caído en desuso o había perdido protagonismo. Este juego es uno de los mejores plataformeros de la historia y está a la altura de Mario, Sonic y todos los fucking fantasmas del pasado. Este juego hizo revivir a toda la generación de los gloriosos años 80, los trajo de vuelta, les lavó la cara, y los tiño de sangre, porque es hora de conducir a nuestro querido “cacho de carne” a través de centenas de pantallas, todas con diferente dinámica y “discurso”, con el objetivo de reencontrarnos con nuestra amada.

Así es, cada nivel puede ser superado en cuestión de segundos… luego de miles de intentos. La dificultad es por momentos frustrante, pero la propia dinámica del juego (vidas infinitas, records en cada nivel, etc.) hace que la frustración sea cuestión de milisegundos, porque apenas morimos comenzamos de nuevo desde el inicio de la pantalla, y son realmente cortitas aunque desafiantes. Es cosa de saltar, apoyarse en las paredes para tomar impulso, correr y calcular bien los tiempos… con solo dos botones tenemos todo lo necesario para pasarnos el Super Meat Boy… si la suerte y la habilidad nos asisten.

Simple, abrumadoramente simple… y a la vez desafiante. Esta ecuación da como resultado una palabrita mágica que todos amamos y que reza mas o menos así: ADICTIVO.

super-meat-boy

La estética es genial. Mezcla lo “cute” o lo “kawaii” (como lo diría una japonesita) con miles de litros de sangre (y es que cada vez que morimos o incluso cada vez que tocamos con nuestro “meat boy” alguna pared o piso de las plataformas, dejamos una estela de líquido rojo y viscoso). La música es espectacular y le mete emoción a cada uno de los niveles. Los gráficos están PERFECTOS, son simples y efectivos, veloces, detallados, sin aditivos superfluos. Un plataformas como tiene que ser, moderno y en su misma modernidad termina siendo “retro”, porque lo bueno nunca muere.

Otro detalle muy cool en este juego son las repeticiones al completar un nivel. El juego nos muestra el recorrido triunfal de nuestro personaje… a la par que nos muestra TODAS las vidas perdidas anteriormente. Si necesitamos 40 intentos para pasar un level, cuando lo ganemos veremos algo así como cuarenta “meat boys” intentando llegar a destino y reventándose en explosiones sangrientas mientras que SOLO UNO sale victorioso. Diría yo que es mas divertido mirar los replays que jugar, pero estaría faltando a la verdad, porque este juego es divertidísimo tal cual está.

supermeatboy

Precipicios, sierras mecánicas, enemigos cárnicos, ríos mortíferos. El mundo de Super Meat Boy es duro y complejo. El toqueteo constante y la vez sutil a todo el espectro de la cultura pop me terminó por enanorar. Meat Boy va camino a convertirse en un verdadero heroe con todas las letras, y la internet se llenará de su olor cárnico y sus ojitos tiernos. Dejémoslo crecer, dejemos que todo se tiña de rojo y que nuestros sueños de nostalgia y de amor florezcan una vez mas, porque LAS PLATAFORMAS dieron su mejor golpe, y no nos podemos mantener ajenos a esto

090428-super-meat-boy-2

Por favor, lean el Blog de Super Meat Boy para cagarse de la risa un rato largo… En especial el post que explica la guerra que surgió entre PETA y los creadores del juego… fantastic.

Seguí a Epimundo en Twitter (followeá y serás retribuido)

Share

Bonzo (C-64)

// septiembre 13th, 2010 // View Comments // Commodore, Retro, Videogames

Bonzo

Que es esto? Por qué hago una review de este monstruoso juego?

A ver, recapitulemos, barajemos y demos de nuevo: Un jueguito simplón en el cual nuestro objetivo es recolectar todas las tinajas cargadas de oro (tienen una P dibujada… calculo que se referirá a “pelotas” o algo así) teniendo mucho cuidado que los hombre-elefante no nos toquen, porque en ese caso moriremos.

Por qué hay hombres con cabeza de elefante? O, mejor aun, por qué hay elefantes caminando erguidos? No lo sabemos, pero tampoco importa porque estamos en los 80´ y la falopa pegaba duro, duro. Seguramente el programador se pasó la tarde anterior en el zoológico, alimentando a los bichos en estado completamente catatónico… y de repente unos pandilleros lo golpearon mientras cantaban el himno de Colón de Santa Fé. Es posible, y todo es posible si se lo mira con cariño.

bonzo

El gordo (o sea, nosotros) no salta ni dispara… tan solo tiene que evitar que los elefantes lo arrinconen. Y es bastante difícil, eh, no se crean. Es un juego bastante interesante porque no es solo acción (de hecho… no tiene nada de acción, o muy poca) sino que también tiene mucho de pensar… Es un juego que TE DEJA PENSANDO…

Y acá viene la otra parte de la historieta. Ustedes se habrán percatado (son muy inteligentes mis lectores) que el nombre de este juego es “BONZO”… y que quiere decir la palabra bonzo? Pues hace referencia a los monjes budistas, y la frase “quemarse a lo bonzo” hace referencia, a su vez, al famoso (y loco) tipo de protesta que consiste en auto-prenderse fuego como forma de subvertir el orden público y reclamar por un ideal mayor (el caso mas conocido y que dió origen a la frase es el de un monje vietnamita que se incineró en las calles de Saigon reclamando una mayor apertura religiosa y una menor -claro- persecución a su colectivo budista).

bonzo

Si logramos recolectar todas las pelotas de oro, nuestros queridos enemigos elefantes SE CONVIERTEN EN CENIZA… o en mierda, no se ve bien. Pero a juzgar por el nombre del juego podemos afirmar sin temor a equivocarnos que ese montículo es ceniza.

Los tipos se prenden fuego, loco… Son elefantes, son budistas…. se prenden fuego, se suicidan porque agarraste toda la guita… Perdón pero no puedo seguir hablando de esto, me hace mal.

Es un juego de mi infancia, y lo recuerdo con mucho cariño por ese motivo. Pero joder… que terrible. Los gráficos son una chotada y el sonido es… light (aunque toca la marcha fúnebre cuando morimos, lo cual es de agradecer y va con el espíritu tétrico de la Commodore 64). Pero a mi me ha logrado divertir por diez minutos, y eso hoy en día es mucho tiempo.

Lo quieren jugar? Nah, no lo quieren jugar… Pero tal vez para complacerme a mi lo van a hacer, no? Acá tá, formando parte de un grupo mayor de juegos. Yo tengo un elefante que se llama Trompita…

Share

Crystal Castles (C-64) Un frenético y enfermo juego

// septiembre 7th, 2010 // View Comments // Commodore, Retro, Videogames

Crystal Castles

Crystal Castles… o lo amas, o lo odias. Entiendo que mucha gente se enliste presurosa a las filas del ejército “hater” del Crystal Castles porque, siendo sinceros, no supo aprovechar todo lo que la C-64 tenía (tiene) para ofrecer… sus gráficos son pobres y su sonido casi inexistente. Si a eso le sumamos una jugabilidad que, siendo suaves, podemos catalogar de “rara”… Se entiende, muchachos.

Pero en Epimundo adoramos este juego y lo consideramos una de las mas grandes creaciones de la era moderna, solo por detrás del pan rebanado y de los calditos en cubos. Recuerdo haber pasado horas enteras con esta cinta en mi mano y un barrilete en la otra, totalmente en pedo. Crystal Castles es lo mas grande que hay, y es totalmente re-jugable hoy en día, digan lo que digan algunos amargos.

El argumento? Somos un osito (si, un osito) que tiene como misión recolectar todas las gemas desperdigadas por las baldosas de unos mágicos castillos de cristal (claro…). Al estilo Pac-Man, pero con vista isométrica en pseudo 3D… o sea, como el PacMania. Para molestarnos y destruirnos están los siempre molestos enemigos que toman todo tipo de formas “locas” en esta ocasión… Y cuando digo “locas” quiero decir LOCAS, no en el sentido gay sino en el sentido crazy. Quieren un ejemplo?

Árboles.

Si, nos perseguirán unos malditos árboles caminantes, frenéticos y aterradores. Siguen nuestros movimientos e intentarán arriconarnos. Somos un oso que debe recolectar gemas en un castillo de cristal… y nos persiguen unos árboles con patas. Vamos bien.

También hay gusanos, bolas gigantes que hacen trencito y hasta un fantasmita completamente drogado que se mueve de un modo extravagante como nunca antes lo han contemplado en juego jamás. En serio que este juego es bizarro, no les jodo.

crystalcastles

Miren ese fantasma, muchachos… Ese amarillito. ESTÁ LOCO, y sino me creen jueguen a este Crystal Castles y después van a venir corriendo a contarme “Epi, Epi! Ese fantasma es un maldito comunista lustracaños… ud. tenía razón!” Y yo me regocijaré. En serio que este juego es una masa, eh? No les estoy jodiendo.

La jugabilidad es genial. Se complica al principio porque nuestro personaje (y los enemigos) se mueve a una velocidad muy alta y sus movimientos son bruscos. Nos va a costar acostumbrarnos a la perspectiva isométrica y al hecho de que tenemos que continuar utilizando las 4 posiciones básicas del Joystick (arriba, abajo, izquierda y derecha) cuando en la pantalla nos estaríamos moviendo, según lo que entendemos, hacia las cuatro diagonales. Pero luego de perder cinco o seis veces la cosa cambia y los movimientos son intuitivos y frenéticos. Entramos en la dinámica del juego y nos empieza a resultar divertidísimo el hecho de manejar al osito, subir y bajar escaleras, tomar ascensores y pasar por detrás y por dentro de las construcciones (situación que hace que nuestro oso favorito desaparezca de nuestra vista). Ya les digo, como el Pac-Man pero con notables diferencias.

A los enemigos no se los puede matar. Solo podemos movernos rápido y saltar, pero con eso alcanza, si no nos dejamos llevar por el frenesí descerebrado (hay que parar la pelota cada tanto). El sonido y los gráficos son, como les dije al principio, medio chotos, pero quedan bastante bien combinados y cumplen su función, mal que mal. Y la verdad… no se que mas decir sin sonar repetitivo (ya debo haber quedado como un pelotudo, pero hay que seguir adelante, hasta el final, sin mirar atrás). Tan solo recomiendo que le den una oportunidad. Dale tu mano al indio (dijo Victor Heredia) y dale una mano al oso, en su difícil tarea de salir de esta pesadilla, soñada sin dudas por uno de esos locos amantes de Cartoon Network y los alcaloides duros.

Share

Super Mario Galaxy 2 (Wiimote + Dolphin Emulator)

// agosto 25th, 2010 // View Comments // Videogames, Wiimote

imgSuper-Mario-Galaxy4

Yo se que este artículo puede quedar un poco anticuado, teniendo en cuenta que el Super Mario Galaxy 2 salió hace ya algunos meses al mercado y para colmo de males Epimundo no se hizo eco del Galaxy original (o sea, de la 1ra parte). Es como que llegué tarde al baile y me estoy tratando de hacer el gracioso cuando ya todos los chistes se contaron y la gente está sacando la llave del auto de los bolsillos y carteras…

Pero que quieren que les diga… No me importa. Este post es una oda a la felicidad y a la alegría. Es posible que el Super Mario Galaxy no me haya calado muy profundo en mi corazón debido a que no era posible emularlo del todo bien en Dolphin (ya saben, los que leen Epimundo.com, que yo no tengo Wii, aunque sí tengo Wiimote y Nunchaku con el cual juego y hago porquerías en la PC). Saben que? No me importa tampoco. Ayer jugué al SUPER MARIO GALAXY 2 en un contexto de emulación casi perfecta (con un poquito de delay en ciertos momentos, pero que no arruinan la experiencia) y quedé con el culo al aire. Yo pensaba que era en joda eso de “El mejor juego de la historia” y bla bla bla… pensé que iba a ser un jueguito divertido pero para un 7, tal vez un 8… Nunca para un 10 como todas las revistas especializadas le ponían.

super_mario_galaxy_2-1218639

“Le deben poner 10 porque está Mario… y es en 3d… y con respecto a otros juegos de la Wii está muy bueno…”

Que equivocado estaba. Perdón, Nintendo. PERDÓN… Perdón perdón, que grande sos.

tell_the_truth_nintendo

Quiero ir a Japón, saben? Se vienen especiales “japoneses” en Epimundo, preparenséN. Tengo que ir a Japón y VOY A IR, y me voy a meter en las oficinas de Nintendo Co. y le voy a dar un beso de lengua a un gerente. Al mas feo que encuentre… Nintendo es lo mas grande que hay. Super Mario Galaxy 2 es una de las cosas mas bellas que me tocó jugar y es un total flash, todo el juego… Es una experiencia inmersiva de la puta madre y no se necesitan super-gráficos ni 3d estereoscópico ni nada de eso para lograr una experiencia mágica en un juego. Esas cosas pueden ayudar (sin lugar a dudas) pero lo que nos obsequia la gran N con este juego es directamente un viaje cósmico y completamente intuitivo, como si ya supiésemos todo lo que va a pasar…

super-mario-galaxy-2-52

Y sin embargo nos seguimos sorprendiendo. El juego se apoya en nuestra imaginación y en los clichés del género de plataformas… pero a su vez nos hace flashear y nos pone de cabeza, A CADA RATO. Cada diez minutos tenés una experiencia distinta, con una gravedad y una física diferente. Con lluvia de meteoritos y de estrellas, con máquinas excavadoras y con nucleos planetarios llenos de moneditas y misterio. Con planetas al estilo “Principito”, del tamaño de una Fiat Fiorino… y Con planetas y naves que parecen un campo de mini-golf espacial…

sonic-mario-galaxy-2

Es todo tan lindo, no saben… Todavía no llegué a ver a Sonic, pero dicen que hay un planeta que simula ser el 1er Mundo del Sonic de la Mega Drive… Perdonen pero tengo que ir a tomar aire a la terraza, ya vengo.

Listo.

Te sentís realmente protegido, rodeado de un universo completamente verosímil dentro de la locura que nos muestra. Es un juego de plataformas, como también lo fue el fantástico Mario 64 y como lo serán otros, sin dudas… porque Mario no morirá jamás, ayer lo entendí de una puta vez. Hay cosas que son eternas, y esta franquicia es una de ellas.

Manejás con el Nunchaku y el Wiimote (que usamos para saltar, para realizar algunas acciones agitándolo y para APUNTAR a la pantalla… Ya les digo, estás todo el tiempo metido en el juego, de un modo íntimo y como nunca había vivido antes… se nota que me gustó, no?) y eso es todo lo que necesitás para ser un astronauta bigotón, que a veces se dedica a la plomería.

En serio. Jueguen a esto, cómprense una Wii ya mismo… No se, busquen alguna manera de jugar a esto y ser felices como yo lo estoy siendo ahora. Nintendo la tiene mas larga que nadie.

Share

“Crystal Caves” y “Secret Agent” – Los plataformas de Apogee, Parte 2.

// junio 7th, 2010 // View Comments // Retro, Uncategorized, Videogames

dosbox 2010-06-01 23-53-00-56

En estos últimos días se me hizo realmente muy difícil hacerme de tiempo y espacio para poder escribir con el ritmo y la dedicación a la cual estoy acostumbrado… Y todo tiene un motivo, no se crean: Soy el alegre (feliz, no alegre… FELIZ) poseedor de un LCD de 42 pulgadas que está en este mismísimo momento funcionando como único e indiscutible monitor de mi PC. Estas lineas están siendo redactadas y tecleadas ante la atónita mirada de mi mismo, que me obnubilo al tener que mover la cabeza en un ángulo superior a los 65 grados para poder leerlas. Estoy en pleno éxtasis, y a eso se debe el estilo recargado de epítetos… sepan disculpar.

Pero bueno… Epimundo debe volver a la vieja y querida senda del post nuestro de cada día. Esta pantalla será nada mas y nada menos que una gran herramienta de “trabajo” para mi, en la cual podré jugar (y filmar) nuevas y apasionantes hazañas wiimóticas, 3Dticas y retroinvasívas. No debo caer en la tentación de convertirme en un undead… Aunque cuesta, y es lógico que los primeros días me mantenga en un estado muy parecido al orgasmo.

En fin. Volvamos a lo nuestro.

(más…)

Share