“On the Farm 2″ – Sentite un perro ovejero, por primera vez en tu vida

// mayo 16th, 2011 // Commodore, Retro, Videogames

Cada vez que sale un nuevo juego para la Commodore 64 me doy cuenta de que las cosas no pueden sino mejorar en un futuro. Cuando uno cree que las vetustas máquinas ochenteras (e incluso noventeras) van camino al cementerio, la cruda realidad me demuestra que la historia es impredecible y que la escena “retro” está, paradojicamente, mas viva que nunca. Es mas: Salen mas juegos ahora que en 1998, por poner un año.

Los commodorianos tenemos una eternidad de alegrías, por suerte. Y si siguen saliendo juegos como este “On The Farm” entonces también tenemos asegurada la diversión.

Tal parece que se trata de la segunda parte de un juego acaecido en el año 2010 y que no pude jugar en su momento (por lo tanto no puedo comparar), así que no voy a hacer ningún tipo de comparación y lo trataré cual si fuese un título completamente independiente. En “On the Farm – Part 2″ nos metemos bajo la piel (y los pelos) de un perro ovejero cuya labor es la de -obviamente- guiar a las ovejas hacia el corral… Para ello nos valdremos de empujones (a efectos de corregir la dirección ovina y enfilarla hacia la puerta) y de ladridos (que asustarán a las pibas y les harán cambiar de dirección). Como verán un argumento muy original y cool ya que Quién no quiere convertirse en perro de vez en cuando?

Bueno, luego de esta breve explicación del “argumento” del juego y su mecánica solo resta decir que la cosa se complica a partir del 2do nivel y la aparición de enemigos tales como un gato negro, un zorro, aves que nos tiran caca desde el cielo, etc. Estos personajillos no tienen mejor cosa que hacer que rompernos las pelotas, lastimar a nuestro personaje (y hacerle perder vidas, de paso) y comer nuestras ovejas -lo que termina siendo igual de fatal para nos, ya que por cada nivel tendremos un cierto objetivo basado en la cantidad de ovejas que logren llegar a destino… y no son infinitas precisamente-

Yo pude llegar hasta el 4to nivel. En el tenemos que esquivar hongos venenosos mientras cumplimos con nuestra loable tarea de empujar a las lanudas. Dificilísimo este último, eh. Hasta acá llegué al menos por ahora…

La verdad es que este “On the Farm” es una gratísima sorpresa dentro del mundo de la Commodore 64. Me encantó. Los gráficos están muy bien detallados (con matas de cesped que se mueven por el viento!!! ) y los movimientos de nuestro personaje la rompen. La dificultad va increscendo de un modo bastante lógico y no es para nada frustrante. La ambientación es terriblemente Ingalls y le aporta cierta frescura al panorama gráfico de nuestra panera favorita…

Tan solo se echa en falta un mejor aprovechamiento del chip SID (los ladridos brillan por su ausencia!) pero esperamos que el autor corrija estos detalles en una futura versión. También se podría mejorar el sistema de detección de colisiones oveja-perro ovejero que, sin ser engorroso, a veces cuesta enganchar.

Lo pueden descargar de aquí.

Viva la C-64.

Cambio y fuera.

Seguí a Epimundo en Twitter (followeá y serás retribuido)

Related Posts with Thumbnails
Share
  • Josezanni

    Está curioso el juego, la versión anterior también vale la pena echarle unas partidas!

blog comments powered by Disqus