may 03

Sam y Max son dos detectives privados, perro uno y conejo el otro. Pero no son solo eso, claro que no: Son sinónimo de diversión, alegría y humor absurdo e irreverente… Se cagan en todo, se burlan de todo, son sádicos y están muy mal de la cabeza. Ah, y además hacen constantes referencias a la cultura pop y al frikismo-coleccionismo-ytodoloquenosgusta… Se puede pedir mas?

Acaba de salir a la luz el 1er capítulo de la 3era temporada de las aventuras de Sam & Max producidas por Telltale. Ya se sabe que esta empresa decidió (atinadamente, a mi entender) sacar al mercado sus creaciones en fascículos coleccionables y no en un largo y solitario juego. Cada temporada consta de cinco capítulos de las aventuras de nuestros animales mas amados, y no es justo desaprovecharlos, no.

SamMax Season 3

Por cuestiones de tiempo, espacio y operatividad manual (entiéndase esta frase como se quiera… obscenidades al margen) no he llegado a jugar a todos los episodios de las temporadas 1 y 2, aunque sí jugué a muchos. He liberado a los niños de la amenaza de los videos de “ejercicio ocular” y también he visitado el polo norte y conocido la mismísima guarida de Papá Noel (o “Santa”, para los yankis). Pero lo que nos depara el destino en este comienzo de temporada es aun mas zarpado…

Como todos bien sabemos, Max ha sido elegido Presidente de los Estados Unidos de América (Yeah!) en la 1er temporada, pero aun así continúa ejerciendo la actividad que ama: Romper cosas… y descubrir planes maléficos junto a Sam. El caso es que este capítulo introductorio comienza por el final… Tendremos que detener a un maldito simio espacial que ha venido a colonizar la Tierra o en su defecto destruirla (ambas cosas son divertidas, lo se, pero hay que detenerlo porque es lo correcto). Una vez que lo logramos, volvemos “al pasado” (que en realidad es el presente…) y nos enteramos que todo era una visión de Max (si, ahora también puede predecir el futuro gracias a un ingenioso aparatito… carajo, Max es una MASA). Así que allí arrancamos la misión, sabiendo que debemos impedir que ese simio que ha venido supuestamente en son de paz logre su verdadero cometido. Un vistazo al futuro nos revela el final y nos obliga a llegar a el, mientras evitamos tragarnos los cuentos del gorila galáctico.

SamMax301

Los acertijos son por lo general, lógicos (aunque hay un par “old school”, medio difíciles de deducir y bastante absurdos) y sus resoluciones muy divertidas. Las bromas abundan, como siempre, y las referencias a la tecnología retro harán poner a mas de uno los pelos de punta (Los cartuchos, los scanners antiguos, las ridículamente antiguas computadoras que Sam & Max tienen conectadas en su ya mítico vehículo… y las frases de Max hablándonos de cuan valioso será todo esto en el futuro) y los chistes autoreferenciales son una masa (burlas a la mecánica de las aventuras gráficas y su linealidad, etc.)

Sam y Max - Delirios místicos del conejo.

El aparato para ver el futuro es espectacular. Además de presenciar escenas vitales que nos pueden dar una pista exacta acerca de donde y como tenemos que continuar la historia, lo que puede verse en forma de “fantasmas” es simplemente alucinante y me ha hecho cagar de risa como hacía rato no me pasaba. Miren sino a esos dos conduciendo (eventualmente… en un futuro no tan lejano) el coche, y montones de objetos mas pueden verse haciendo su trabajo (ya les digo, en un futuro no muy lejano) por la ciudad. Llaves ajustando tuercas, hachas clavándose en espaldas… hay de todo para ver.

Right Now!

Dejé mucho tiempo descuidados a estos dos… Sam y Max son lo mejor que existe, y cada cuatro o cinco meses me doy cuenta nuevamente y trato de remediar mi error. Ahora este capítulo (que ya estoy por terminar… en cuanto ponga el punto final de este post vuelvo al “trabajo”) me ha hecho comprender mejor las cosas y ya no solo quiero jugar a todos los episodios que me faltan sino que también pienso comprarme los comics de este par de degenerados. El amor, señores, el amor…

“I’m the same color as the white house.”

Related Posts with Thumbnails
Share

blog comments powered by Disqus